Contexto

La Ley 21.269 introduce como principal cambio que los y las trabajadores de casa particular podrán acceder a los beneficios del Seguro de Cesantía.

A partir de la remuneración del mes de septiembre de 2020 (cuyas cotizaciones se pagan en octubre), el empleador debe pagar el mismo 4,11% de la remuneración mensual imponible.

Para materializar el acceso al beneficio, la actual cotización de cargo del empleador del 4,11% queda dividida en dos cotizaciones distintas:

Una cotización del 3% de las remuneraciones imponibles.

Destinada al seguro de desempleo de la ley N° 19.728, el que se distribuye en un 2,2% para la cuenta individual del trabajador o trabajadora, y un 0,8% para el fondo de cesantía solidario

+

Una cotización del 1,11% de las remuneraciones imponibles

Destinada a financiar la indemnización a todo evento que consagra el Código del Trabajo.

Requisitos para acceder

Conforme a esta ley, los trabajadores y trabajadoras podrán acceder a las prestaciones del seguro de desempleo en la medida que cumplan con los requisitos de cotizaciones de los trabajadores sujetos a contrato indefinido. Esto es:

Registrar 12 cotizaciones mensuales continuas o discontinuas, desde su afiliación al seguro o desde la fecha en que se devengó el último giro a que hubieren tenido derecho, en el caso del fondo individual

12 cotizaciones registradas en el Fondo en los 24 meses anteriores al término de contrato, debiendo las últimas 3 ser continuas y con el mismo empleador, en el caso del fondo de cesantía solidario. Ello sin perjuicio de la preeminencia de las leyes que establezcan requisitos de acceso excepcionales, como la antes citada ley N° 21.227.

Traspaso de fondos

Como una medida excepcional, se permite a los trabajadores que tengan fondos en sus cuentas de indemnización, traspasar todo o parte de dichos fondos a la Cuenta Individual por Cesantía y al Fondo de Cesantía Solidario de la ley N° 19.728, con el objeto de cumplir con la cantidad de cotizaciones suficientes para acceder a sus prestaciones.

Este derecho podrá ejercerse solamente mientras esté vigente una relación laboral respecto de la que se registre afiliación al seguro y, en todo caso, dentro del plazo máximo de doce meses desde su entrada en vigencia.

Beneficios

La ley mantiene la posibilidad de acceder a una indemnización obligatoria a todo evento (de la AFP), en caso de despido Frente a una situación de cesantía, podrán acceder a todas las prestaciones del Seguro de Cesantía:

Pagos con cargo a la Cuenta Individual de Cesantía (CIC).

En el caso de que los fondos no sean suficientes, se activa el Fondo de Cesantía Solidario (FCS), según los montos mínimos y máximos que establece la ley.

Ante la suspensión del contrato de trabajo (Ley de Protección del Empleo), podrán acceder a las prestaciones del Seguro de Cesantía, siempre que cumplan con los requisitos. En este último caso, también tendrán acceso al FCS si es que los fondos de la CIC son insuficientes.

Protección en
Estado de Emergencia Sanitaria

Los Trabajadores y Trabajadoras de Casa Particular pueden acceder a los beneficios de la Ley de Protección al Empleo.

Un empleador y un Trabajador podrán suspender la relación laboral o reducir la jornada, cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley de Protección al Empleo a fin de poder acceder a las prestaciones señaladas en dicha ley.

Si el Trabajador o trabajadora aún no cumple con los periodos de cotizaciones para acceder a las prestaciones de la Ley de Protección del Empleo, podrán hasta el 30 de septiembre de 2021, si mantiene saldos en sus Cuentas de Ahorro de Indemnización, traspasar desde la AFP todo o parte de dichos fondos a la Cuenta Individual por Cesantía y al Fondo de Cesantía Solidario, con el objeto de cumplir con la cantidad de cotizaciones suficientes que les permita acceder a las prestaciones de la Ley.

También puede traspasar cotizaciones de su cuenta de indemnización si deja de trabajar acogiéndose al seguro de desempleo normal. La Administradora de Fondos de Cesantía, AFC, implementó en su sitio web la solicitud de traspaso de cotizaciones suficientes para tener cobertura del Seguro de Cesantía.

Trabajadoras/es de casa particular con contrato de trabajo, y pensionados.

1

La/el trabajadora/or puede retirar como pensionado el saldo de su Cuenta Individual de Cesantía en un solo pago y seguir acumulando saldo en el Seguro de Cesantía por las nuevas cotizaciones. Este nuevo saldo lo podrá retirar cuando cumpla los requisitos de acceso al Seguro de Cesantía (número de cotizaciones requeridas).

En el caso del retiro como pensionado, deberá incluir entre la documentación solicitada una declaración en que señale expresamente que está en conocimiento de que no contará con cobertura del Seguro mientras no cuente con nuevas cotizaciones suficientes acreditadas en su CIC y en el FCS con posterioridad a la fecha de su pensión.

2
3

Las cotizaciones pagadas a AFC Chile, con posterioridad a la obtención de la pensión, no podrán conformar un pago único y solo darán derecho a realizar el retiro en pagos según los porcentajes que establece la ley y siempre que cumpla con los requisitos (número de cotizaciones).